De vez en cuando se usa el subjuntivo también en exclamaciones.

ejemplo
¡Qué se callara de una vez!