En español y en italiano se distingue claramente entre acciones acabadas en un pasado acabado y acciones que ocurrieron en el presente del locutor o cuyos efectos son todavía perceptibles en el presente del hablante.

Pasado perfecto

Los efectos de la acción son perceptibles en el presente del hablante:

=> He trabajado todo el día, estoy hecho polvo.

La acción ocurrió en el presente del hablante:

=> Hoy he trabajado mucho.

Pasado indefinido

Hechos acabados en un pasado acabado:

=> Ayer bebí demasiado.

Esta distinción, el francés hoy en día no la hace. Las funciones del pasado indefinido fueron asumidas por el passé composé, que en la lengua hablada hoy en día tiene por lo tanto las funciones del pasado perfecto y del pasado indefinido español. El passé simple, que correspondería al pasado indefinido español, solo se encuentra en textos de la Literatura clásica.