Debido al hecho de que el indefinido, el passé simple, cayó en desuso en francés, por lo menos en la lengua hablada, hay diferencias entre el sistema temporal español y el sistema temporal francés, pero en cuanto se refiere al imperfecto, imparfait, no hay diferencia alguna y por lo tanto una persona cuya lengua materna es el español lo utilizará correctamente sin reflexión alguna.

En las dos lenguas se usa el imperfecto en estas circunstancias:

a) Cuando el comienzo o el fin de una acción es desconocido o irrelevante.

El cuadro estaba colgado en la pared.

=> No interesa cuando lo colgaron ahí y tampoco si sigue colgado ahí.

b) Cuando se describe una acción de base que fue interrumpida por otra acción.

En este caso el español ofrece dos construcciones, las dos con imperfecto.

1) Yo estaba comiendo allí, pero cuando me di cuenta de que había cucarachas en la cocina me fui.

2) Yo comía ahí, pero cuando me di cuenta que había cucarachas en la cocina me fui.

La construcción estar + gerundio describe una acción en el momento de desarrollarse, mientras el imperfecto es un poco ambiguo. La frase 2) también puede significar que él se iba allí regularmente, hasta que un día comprendió que en la cocina había cucarachas. Si el contexto permite comprender lo que se quiere decir, no hay diferencia entre la construcción estar + gerundio y el imperfecto. Pero si el contexto no permite saber si se describe una acción que se repite o una acción duradera en un momento dado, entonces hay que decidirse por una de estas dos construcciones. En general la construcción estar + gerundio debe traducirse al francés con la construcción être en train de + infinitivo como vamos a ver más tarde.