Si miramos la tabla del capítulo anterior un poco más de cerca, veremos un par de particularidades.

1) Las decenas son separadas de las unidades por un guión, pero la centenal de las decenas no y tampoco las centenales de las unidades. Son diferencias que solo tienen importancia en cuanto se refiere a la escritura, pero que no influyen de ninguna manera en la pronunciación.

soixante-trois
cent cinquante-neuf
cent cinq

2) Si ochenta aparece solo, como por ejemplo en los años 80, el vingt recibe una s. Pero no hay s, si después viene una entidad.

quatre vingts
quatre vingt-cinq
quatre vingt-quinze

3) Si a la centena en plural no le sigue una decena o una entidad, se añade una s. Pero no se añade una s, si después hay un centenar o una entidad.

trois cents
trois cent cinq
trois cent cinquante-trois

4) Si una decena va seguido de un / una se lo añade con et. Todas las otras entidades no se añaden con et.

quarante et un
quarante-deux
quarante-huit

5) un tiene que concordar en género y número con el sustantivo al cual se refiere. une femme <=> un homme

cinquante et une femmes
cinquante et un hommes
trent et une maisons
trente et un arbres

6) Los millares, a diferencia de los centenares (si no van seguidos de algo), no tienen una s en plural.

deux mille
trois mille cinq cent trent-quatre