En los verbos hay que distinguir entre la raíz y la terminación. La raíz es lo que queda si se quita la terminación del infinitivo (-er, -ir, -oir, -re). Los verbos regulares no sufren ningún cambio en la raíz, los verbos irregulares sí. Los verbos en -ir, -re, -oir tienen las mismas terminaciones, pero los verbos en -ir tienen tres modelos diferentes.

resumen
pronombres personales appeler (llamar) partir (partir)
tu appelles pars
il / elle appelle part
nous appelons partons
vous appelez partez
ils / elles appellent partent
resumen
pronombres personales finir (terminar) couvrir (cubrir)
tu finis couvres
il / elle finit couvre
nous finissont couvront
vous finissez couvrez
ils / elles finissent couvrent
resumen
pronombres personales recevoir (recibir) comprendre (comprender)
tu reçois comprends
il / elle reçoit comprend
nous reçevons comprenons
vous reçevez comprenez
ils / elles reçoivent comprennent

Si quitamos las terminaciones nos queda esta tabla.

los morfermas de la conjugación en presente
er ir oir re
-e -s -is -e -s -s
-es -s -is -es -s -s
-e -t -it -e -t -t
-ons -ons -issons -ons -ons -ons
-ez -ez -issez -ez -ez -ez
-ent -ent -issent -ent -ent -ent

No hemos presentado en este capítulo todos los modelos de verbos irregulares que existen. Nos hemos limitado a explicar los rasgos generales. En cualquier librería puede encontrar libritos que presentan los 80 modelos existentes y un índice al final que indica qué modelo hay que utilizar con un verbo determinado.

En cuanto se refiere a los verbos irregulares hay que distinguir
1) La irregularidad sólo existe en la escritura, pero no en la pronunciación.
A este tipo de verbos pertenecen por ejemplo todos los verbos cuya raíz termina en d y que por lo tanto no tienen una t en la tercera persona del singular. La t de todas maneras no se habría pronunciado.
2) Los verbos que son irregulares tanto en la escritura como en la pronunciación.
Se podría distinguir otra vez entre los verbos que sólo sufren un ligero cambio en el tipo de una vocal y los verbos cuya raíz sufre un profundo cambio.