Si un adjetivo termina en d, t, s, eux, er, l, n (sonidos normalmente mudos al final de una palabra) estas consonantes se pronuncian como en femenino, porque en la forma femenina termina con una -e. Desgraciadamente hay excepciones a esta regla.

allemand allemande
un vin allemand une pomme allemande
un vino alemán una manzana alemán
lourd lourde
un camion lourd une voiture lourde
un camión pesado un coche pesado
malade (maskulin)
un homme malade
un hombre enfermo
malade (feminin)
une femme malade
una mujer enferma