A lo mejor se ha dado cuenta alguna vez de que hay sonidos sordos, las cuerdas vocales no vibran, y sonidos sonoros, las cuerdas vocales sí vibran. Todas las vocales por ejemplo son sonoras. Lo puede comprobar tocando con los dedos la garganta y decir a, o, u, e, i. Usted notará la vibración de las cuerdas vocales. Si hace lo mismo diciendo por ejemplo k, notará que las cuerdas vocales no vibran. Hay también consonantes que siempre son sonoras, como la m y la n. En francés hay un par de sonidos que existen en su versión sonora y en su versión sorda. Estos los vamos a ver en detalle en los capítulos que siguen.