En toda lengua hay sistemas competitivos. En españolm, por ejemplo, hay diferentes tipos de pronombres relativos con la misma función.

La ciudad dónde ocurrió el accidente.
La ciudad en la cual ocurrió el accidente.

Parece que el francés tiene más sistemas competitivos que otras lenguas y de vez en cuando hay diferencias muy sutiles entre un sistema y otro.