Podemos distinguir dos tipos de frases interrogativas. Hay frases interrogativas a las cuales se puede responder con un simple sí / no y hay otras que preguntan por algo específico y que requieren por lo tanto una respuesta específica.

¿Has comido ya? No.

¿A qué hora viene? A las cuatro.

No se puede responder con un simple sí / no a todas las preguntas que comienzan con un adverbio o pronombre interrogativo.

adverbios interrogativos

¿Cómo lo has hecho?

¿Por qué te fuiste?

¿Cuándo viene?

¿A dónde vas?

pronombre interrogativo

¿Quién es?

¿Quiénes lo hacen?

¿A quién ves?

¿Qué quieres?

Los adverbios interrogativos preguntan por adverbios (¿Cuándo viene? Ahora) o por complementos circunstanciales (¿Cuándo viene? A las tres de la mañana) y son invariables.

Los Pronombres interrogativos preguntan por personas (¿Quién te lo ha dicho? Andrés) o cosas (¿Qué quieres? Un pan).