La tabla de abajo muestra el modelo del francés literario. Este modelo lo encontrará casi exclusivamente en textos literarios.

* Ni el español ni el francés son capaces de distinguir en el subjuntivo entre simultaneidad y posterioridad.

Yo temo que venga.

Yo temía que viniera.

El venga / viniera puede expresar simultaneidad y posterioridad. En el indicativo las dos lenguas son capaces de distinguir.

Yo pienso que viene.

Yo pienso que va a venir.

Yo pensé que venía.

Yo pensé que vendría.

Puede haber gente que crea que la anotación sobre la incapacidad de distinguir entre simultaneidad y posterioridad es un poco "buscar los cinco pies al gato". De esto el autor no está completamente convencido. En italiano por ejemplo el deseo de distinguir entre estas dos situaciones era tan fuerte, que se usa el condizionale II para expresar la posterioridad incluso en el caso de que el verbo introductorio exija el subjuntivo, o sea se rompió con el sistema básico para poder expresar la posterioridad.