Si alguien cuenta los hechos imaginados por alguien o si alguien cuenta lo que otro ha contando, hay que aclarar, si los hechos ocurrieron antes, al mismo tiempo o después de ser imaginados o contados. El momento de la imaginación puede estar en el pasado, en el presente o en el futuro.

Si el verbo introductorio que describe los hechos como imaginados o contados se encuentra en un tiempo de presente (présent, futur simple, futur composé, conditionnel présent), no hay que adaptar los tiempos. Si el verbo está en un tiempo de pasado (imparfait, passé composé, passé simple, plus que parfait, conditionnel passé), se debe adaptar los tiempos.

ninguna adaptación: Miguel dice que José conoció a Andrea en París.

adaptación obligatoria: Miguel dijo que José había conocido a Andrea en París.

Algunos tiempos pierden completamente su función orginal en el discurso indirecto. El imperfecto español al igual que el imparfait francés se utiliza normalmente para describir acciones duraderas o que fueron interrumpidos por otros acontecimientos (Leía un libro cuando de golpe tocaron a la puerta).

Miremos este ejemplo:

La bomba explotó.

José dijo que la bomba explotaba.

Como demuestra este ejemplo, una acción que normalmente se describe en indefenido, se describe con el imperfecto en el discurso indirecto. El imperfecto pierde completamente su función original en el discurso indirecto. Normalmente una acción puntual no puede ser descrita en imperfecto (~La bomba explotaba), pero en el discurso indirecto / concordancia de tiempo esto puede ocurrir, porque el imperfecto en este caso no describe acciones duraderas, acciones de fondo, sino la simultaneidad de lo imaginado / contado con el momento que estos hechos son imaginados / contados. En el ejemplo de arriba Jose dijo que la bomba explotaba en el momento que ésta realmente explotó.

anterioridad: José dijo que la bomba había explotado.

simultaneidad: José dijo que la bomba explotaba.

posterioridad: José dijo que la bomba explotaría.

Lo mismo pasa con el condicional. Normalmente el condicional se usa para expresar cortesía (¿Podría usted ayudarme?), describir una acción que depende de una condición (Si tuviera dinero, me compraría un coche) o una presunción (Podría saberlo). Pero en el caso del discurso indirecto / concordancia de tiempos expresa posterioridad (José dijo que la bomba explotaría).