Tanto tout le monde como n' importe qui se usa en situaciones en las que cualquiera, pero no necesariamente todos, pueden ser sujeto o meta de una acción realizada o no realizada todavía. Sin embargo n' importe qui / cualquiera subraya la arbitrariedad y no puede ser sustituido por tout le monde si la arbitrariedad es lo esencial de la afirmación.

ejemplo (en este caso la arbitrariedad no es la afirmación central, substitución posible)
N' importe qui est capable de le faire, ce n' est pas grand chose.
Tout le monde est capable de le faire, ce n' est pas grand chose.
Cualquiera puede hacerlo, no es nada especial.

Los ejemplos de arriba sugieren que n' importe qui y tout le monde significan lo mismo. Esto es cierto en el ejemplo de arriba, pero no siempre. Si se quiere subrayar la arbitrariedad hay que utilizar n' importe qui, si se quiere subrayar que todo fueron o pueden ser la meta o el sujeto de la acción hay que utilizar tout le monde.

ejemplo (en este caso la arbitrariedad no es la afirmación central, substitución posible)
a) Il a salué n' importe qui.
Saludó a cualquiera.
b) Il a salué tout le monde.
Saludó a todo el mundo.

Es obvio que a) y b) no significan la misma cosa. En a) la persona estaba un poco despistada y saludaba a cualquiera, incluso a gente que ni siquiera conocía, en b) saludó a todos, lo que en determinadas situaciones puede ser un comportamiento normal.

Otro ejemplo es el de abajo. En este caso el hablante quiere justamente expresar esto, que era una persona conocida, famosa, fiable que lo dijo y no una persona cualquiera. En este caso no se puede sustituir n' importe qui por ninguna otra cosa.

ejemplo
Ce n' est pas n' importe qui, qui le dit.
no: Ce n' est pas tout le monde qui le dit.
No lo dijo cualquiera.