Al aprender los verbos es útil aprender también la preposición con la cual determinado verbo añade algo y el caso que exige. Esto es más fácil en francés que en español porque en francés no existe el acusativo personal.

Si aprendemos por ejemplo

donner quelque chose à quelqu' un

sabemos que este verbo no necesita ninguna preposición y que exige el dativo, por lo tanto es

Je lui donne le livre.

y no: Je le donne le livre.

Si aprendemos

aider quelqu' un à faire quelque chose

sabemos que este verbo añade con la preposición à y que exige un acusativo, por lo tanto es

Je l' aide à le faire.

y no: Je lui aide à le faire.

En español hay una cosa que se llama acusativo personal y esto complica un poco la cosa y puede generar ciertas confusiones.

Si aprendemos

ayudar a alguien a hacer algo

se podría creer que es lo mismo que en francés, que la preposición a sirve para formar un objeto indirecto, pero no es así, ayudar en español exige el acusativo. Si se ayuda a una mujer se dice:

Yo la ayudo

y no: Yo le ayudo.

El hecho de que se diga a alguien, con preposición, no significa en absoluto que se trate de un objeto indirecto, porque el objeto directo también lleva una a delante, si se trata de un ser humano. Pero ayudar en español exige un objeto directo, en francés un objeto indirecto, aunque las dos construcciones a primera vista se asemejan como dos gotas de agua.

ejemplo
donner / dar = objeto indirecto
donner quelque chose à quelqu' un
dar algo a alguien
Je lui donne les clés.
Le doy la llaves.

chercher / buscar = acusativo
Chercher quelqu' un.
buscar a alguien
Je t' ai cherché partout.
Te he buscado por todas partes.

Normalmente el verbo francés exige el mismo caso que el verbo español que le corresponde, sin embargo hay un par de excepciones.

ejemplos
acusativo (objeto directo) en francés: Je l' aide à résoudre ce problème.
dativo (objeto indirecto) en español: Le ayudo a resolver el problema..