El que quiere una regla simple y fácil aprende solo esto: Lequel no puede ser sujeto de la frase relativa. Punto. El que quiere a todo costa complicarse la vida, puede hacerlo y aprender esta regla: En frases relativas no restrictivas se puede sustituir qui por lequel en el caso de que el pronombre relativo es el sujeto de la frase relativa y se refiere a una persona.

El concepto de frases relativas restrictivas y frases relativas no restrictivas solo consiste en las lenguas románicas, pero existe en español también. Fíjese en estas frases.

a) Mi abuela, que vive en Paris, es muy amable.

b) El coche que compré ayer era muy caro.

La frase a) y la frase b) se distinguen fundamentalmente. En la frase a) la frase relativa no añade ninguna información crucial para la comprensión de la frase, es una informacíon extra, y omitiendo la frase relativa la frase sigue siendo comprensible, porque la abuela está ya definida, es su abuela.

Mi abuela es muy amable.

En la frase b) no podemos omitir la frase relativa, porque la frase relativa añade una información crucial para la comprensión de la frase, si la omitimos, todo el mundo se preguntaría de qué coche se está hablando.

El coche era muy caro.

En la primera frase nadie tendría la sensación de que falta algo, en la segunda sí.